Promover el diálogo es política sostenida del Ejecutivo venezolano

La promoción del diálogo para la construcción de una agenda en común que consolide la paz es una política sostenida por el presidente de la República, Nicolás Maduro, que este miércoles llamó a los sectores de oposición a entablar nuevamente conversaciones por la estabilidad del país.

AVN 

“Venezuela lo que necesita es trabajo, producción y la unión de todos. Necesita armonía, convivencia, paz, amor, para construir una nación productiva que contribuya con la suprema felicidad del pueblo venezolano”, convocó el Jefe de Estado desde la avenida Bolívar de Caracas, donde el pueblo se concentró para conmemorar los 207 años de la declaración de la independencia de Venezuela.

Este nuevo llamado al diálogo nacional por parte del Gobierno bolivariano no es nuevo. A fines de 2013, luego de las elecciones municipales, se convocó a un encuentro con sectores de oposición, y en abril de 2014, momento en el que el país afrontaba acciones de calle inscritas en el plan insurrecional “La Salida”.

En 2015, el Gobierno nacional reiteró su llamado a la paz y al diálogo en función de solventar la actual coyuntura económica. Cuando por fin lo aceptaron, sectores opositores pidieron que fuera secreto para no alterar a algunos de sus seguidores inoculados de odio.

La convocatoria se mantuvo en 2016, cuando el Gobierno nacional y la oposición venezolana sostuvieron encuentros privados. A fines de octubre, acordaron iniciar un proceso de diálogo para garantizar la paz en el país. Para llevar a cabo este proceso, se instalaron cuatro mesas técnicas: 1.) Paz, Respeto al Estado de Derecho y a la Soberanía Nacional; 2.) Verdad, Justicia y Reparación de Víctimas; 3.) Económico-Social y Generación de Confianza y 4.) Cronograma Electoral.

Este proceso de diálogo contó con la presencia de acompañantes internacionales como monseñor Claudio María Celli, enviado especial del Papa Francisco; Ernesto Samper, secretario general de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), y los expresidentes José Luis Rodríguez Zapatero (España), Leonel Fernández (República Dominicana) y Martín Torrijos (Panamá).

Sin embargo, la oposición optó por retirarse del diálogo en enero de 2017, al alegar que no se habían cumplido varias de sus exigencias.A pesar de esa postura, los acercamientos se han mantenido a lo largo de este año.

Este miércoles, el jefe de Estado nuevamente tendió la mano a los sectores que nos son afines al chavismo y que desean preservar la paz se sumen a la diálogo productivo y creador.

Para avanzar en esta tarea, fueron designados como delegados por el Ejecutivo los dirigentes Elías Jaua, Delcy Rodríguez y Jorge Rodríguez, quien indicó este jueves en entrevista concedida a Venevisión que ya conversó con los expresidentes Torrijos y Rodríguez Zapatero; además, contactó a dos voceros de oposición cuya identidad no reveló para preservar el avance de las conversaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *