Chúo: La oposición debe trabajar para salir de esta catástrofe

Para Jesús “Chúo” Torrealba, coordinador del movimiento La Fuerza es la Unión, los pasos que debería seguir la oposición venezolana en estos momentos son claros: hacer primarias para poner a sus candidatos en la calle (a concejales, a diputados, a gobernadores y a presidente) y aclarar cómo sería su modelo de Gobierno.

Entrevistado por Carlos Croes en su programa dominical en Televen, hizo énfasis en que la oposición debería trabajar por salir de “esta desgracia, esta catástrofe”, pero que eso solo sucederá cuando el liderazgo alternativo se ponga de acuerdo, reseña Efecto Cocuyo.

Sin embargo, no descartó que ese escenario se desarrolle en 2018, fecha en la que, según la Constitución, están planteadas las próximas elecciones presidenciales. “Estamos en marzo 2017 y hay cosas que hacer antes de esas elecciones”.

Acerca del modelo de Gobierno asumido por la oposición -en un momento dado- manifestó que debe enfrentarse al reto de explicarlo, puesto que todos los gobiernos regionales manejados por la MUD son unipartidistas.

“Si no se trabaja para que los cambios sean para bien, siempre se podrá cambiar para peor”, y añadió que no tiene ninguna preferencia por ningún candidato. “A mí me gusta cualquiera, me gusta que tengamos un proyecto de país, un proyecto de Gobierno”.

Sobre las elecciones regionales, que deberían realizarse este año, dijo estar convencido de que la única forma de que el Gobierno no las realice es que la oposición y el pueblo se las dejen quitar. “Si nosotros exigimos y nos movilizamos, van a haber elecciones”.

Y, sobre el proceso de legitimación de partidos políticos, cuya segunda jornada se lleva a cabo este sábado 10 y domingo 11 de marzo, dijo que más que de validación, es de asesinato. “Es un proceso absolutamente irregular e ilegal para asesinar los partidos políticos”.

Sobre este tema, también mencionó el comunicado de la Unidad Democrática que establecía que los partidos que lograran renovarse dejarían usar su tarjeta a los que no lo hicieran. “Pero la única tarjeta que ha logrado derrotar al Gobierno es la de la manito”.

El que hasta hace un par de semanas fuera el secretario ejecutivo de la Mesa de la Unidad Democrática aseguró que presentará este lunes 13 de marzo el informe de su gestión en ese cargo, titulado “Venezuela, reto y compromiso”.

Adelantando que durante su ejercicio hubo dos grandes aciertos: se demostró el talante y la condición democrática del pueblo y la capacidad del liderazgo de ponerse a la altura de la crisis que tenemos, como en las elecciones legislativas del pasado 6 de diciembre.

Sin embargo, criticó el actuar de muchos políticos. “No se ponen de acuerdo porque ceden a la tentación del pensamiento político tradicional.

Algunos creen que es más importante la agenda particular que la necesidad colectiva”. También aseguró que otro error es el no entender que la MUD “no es un trapo” que puede ser usado como bandera solo cuando es conveniente.

Bajo su percepción, el electorado debe ser exigente con sus políticos y apoyar solo aquello que “sea positivo y correcto”, siendo críticos. “A veces somos fans ciegos o detractores frente al liderazgo opositor. Ninguna de esas actitudes coincide”.

De su salida de la coalición opositora dijo que el cambio de voceros es algo “absolutamente normal” y que también está dada por el cierre de un ciclo, puesto que el ciclo que tiene el país al frente en este momento es la toma de poder y no la acumulación de fuerzas.

“Los partidos que van a ser Gobierno tienen que asumir la responsabilidad de la vocería, de lo que dicen y de lo que callan”.

Descartó optar por un cargo de elección popular. “Me han ofrecido cualquier cantidad de candidaturas y yo siempre he dicho que no estoy interesado. Mi ambición política es vivir en un país del primer mundo, y no en cualquier país, en una Venezuela del primer mundo. Y para trabajar, no me hace falta cargo”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *